INAP

  • Usted está en: Home Columna de opinión Gobierno y Responsabilidad Social
    instituto.jpg

    Gobierno y Responsabilidad Social

    E-mail Imprimir

    dsc_0276Gobierno y Responsabilidad Social

    Paula Fuenzalida

     

    La responsabilidad social empresarial nace como una contra respuesta al crecimiento industrial y comercial, donde las empresas se preocupan de sus excedentes financieros, desconociendo el impacto negativo que sus acciones podrían tener sobre sus grupos de interés y entorno físico. Hoy en día, luego de más de 50 años desde que nació este concepto, se ha evolucionado desde la definición de lo “empresarial”  (RSE), pasando a lo “corporativo” (RSC) a la “responsabilidad social” en un sentido lato (RS), careciendo de los apellidos asociados sólo al mundo privado y no gubernamental. Este paso marca la incorporación de las instituciones públicas de la administración del Estado a adherir a los principios y prácticas de la responsabilidad social.

    Si bien, este hecho en un principio parecía algo difícil de entender, ya que los organismos del Estado son por definición sociales y, por tanto, separar qué acción era propia de su misión institucional y qué otra era de responsabilidad social, se convertía en un ejemplo de teorización. Hoy en día, el último borrador de la norma ISO 26.000 sobre Responsabilidad Social incluye y define el rol del Estado.

    Consiguientemente esta norma internacional declara que “la responsabilidad social de las organizaciones no es ni puede ser un sustituto de la expresión vigente de las labores y responsabilidades del Estado (…). Como cualquier organización, los organismos gubernamentales pueden estar interesados en utilizar esta Norma Internacional para informar sobre sus políticas y acciones relacionadas con ciertos ámbitos de la responsabilidad social”.

    Tan estratégica como el diseño de las prácticas de Responsabilidad Social es la comunicación y difusión que damos de ellas. En el caso del Estado, gracias a ésta podemos validar el proceso de diálogo entre su gobierno, las distintas partes interesadas (stakeholders) y sus expectativas, ejercicio que debe ser transparente, ético  y participativo. Es por ello que una parte importante del análisis de los temas de Gobierno y Responsabilidad Social está enfocado hacia la comunicación y cómo ella ha influenciado el éxito de las medidas implementadas.

    El gobierno encabezado por la presidenta Michelle Bachelet utilizó al diálogo social como herramienta para la generación consensuada y participativa de las políticas públicas, una herramienta enmarcada en el proceso de la Responsabilidad Social. Además fue el primer gobierno chileno encargado de institucionalizar las prácticas de responsabilidad social de manera orgánica al interior del Estado, formando el  Comité de Responsabilidad Social del Sector Público (con representantes de todos los Ministerios), encargando la redacción de una Guía para la Implementación de Prácticas de Responsabilidad Social para los órganos del Estado y organizando foros y publicaciones sobre el tema, con una mirada desde lo público. Ello sumado al fomento de las compras sustentables, la eficiencia energética, y diversas iniciativas enmarcadas en los distintos ámbitos de la responsabilidad social, en un gobierno marcado por una agenda de profundas reestructuraciones sociales.

    Ahora que ya el tema se encuentra instalado, los desafíos son distintos en ámbito y magnitud. Sin embargo,  existe un asunto básico para avanzar en una misma dirección tanto a nivel central como en los gobiernos locales, y que dice relación con lo “entenderemos” por responsabilidad social, ya que revisando la prensa, a propósito de dos eventos de significativos como el reciente terremoto y el caso de los mineros de Atacama, diversas autoridades de gobierno apelaron a la responsabilidad social como la responsabilidad del gobierno de hacer buenas leyes y hacerlas respetar; la responsabilidad de ejercer fiscalización; la responsabilidad de perfeccionar la ley de  donaciones, o la responsabilidad de convocar a las empresas del sector privado para colaborar en los procesos de reconstrucción.

    Esto evidenció la falta de un criterio común al momento de comunicar lo que el gobierno está entendiendo a nivel conceptual pues, si bien, cada declaración tomó un aspecto de lo que podríamos entender por responsabilidad social, el rol del gobierno es mucho más integrador. Junto con establecer y difundir esta noción común al interior del gobierno debemos sensibilizar a la opinión pública para que no sólo entienda su alcance, si no que para que sea una ciudadanía más exigente, crítica y observadora de las prácticas de las empresas y los órganos del Estado. En este sentido, Chile debe promover las buenas prácticas sociales, ambientales y económicas convirtiéndose en un referente y un ejemplo para el sector privado, siendo un ente movilizador. Para ello, tiene tremendas oportunidades sobre las cuales trabajar, por una parte, respetando las directrices de la OIT y la OCDE, y por otro, aprovechando el poder de compra que tiene el Estado, para exigir criterios de sustentabilidad a sus proveedores. De esta forma, el gobierno actúa desde su triple rol como organización; como consumidor; y como regulador.

     

    Paula Fuenzalida

    Magíster en Ciencia Política

    Profesora Electivo Mención Gestión Pública "Gobierno y Responsabilidad Social"


     

    Vinculación con el Medio

     baner_taller_politicas_publica2

    estudios legislativos

    Banner seminario INAP_ANEF

     

    140423 convocatoria cargo academico

    investigacion1

    Tum porn seyretme siteleri bir araya gelse bizim porno sitemiz kadar degere sahip olamazlar. En azindan biz oyle dusunuyoruz. Haksiz miyim Rustu? - Evet haklisin abi diyene kadar agzinin ortasina bi tane yapistirdim bana cevap vermemenin cezasini cekmis oldu amina koydugum. Yine de hatirlatmakta fayda var ola ki yukaridaki hdpornoser.com ve diger sitemizi begenmez iseniz, porno izlemek icin en iyi site brazzers pornolari yayinlayan sitelerdir.