Centro de Estudios Saberes Docentes participa en Curso de especialización: “Leamos el mundo: diálogo intercultural y prácticas pedagógicas”

Este curso gratuito de diecisiete horas de formación, organizado por el equipo del proyecto de Investigación ‘Leer el mundo desde la Identidad y el Entorno’, Fondo del Libro, Convocatoria 2020, en conjunto con el Centro de Estudios Saberes Docentes, de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, buscó desarrollar un proceso formativo que integrara la reflexión en torno a las prácticas educativas en contextos interculturales.

“Tocamos la puerta de Saberes Docentes, porque necesitábamos poner en común tanto los hallazgos de nuestra investigación, como los aprendizajes que tuvimos con las participantes, en torno a su experiencia escolar. Logramos salir de la zona de proximidad y de la experiencia que es la comunidad que se organiza en la OCACH. Todo lo que logramos aprender con 18 niñas de familias haitianas, sus padres/madres y líderes, logramos ponerlo en diálogo con las prácticas pedagógicas de quienes se interesaron en el curso. La experiencia con Saberes Docentes nos permitió avanzar desde la pregunta por cuán democratizada es la vida cotidiana de las niñas y niñas de esta comunidad, hacia cuánto lo es la nuestra y de quiénes forman parte del sistema educativo, ya sea como estudiantes o enseñantes”, señaló Ana María Moraga.

Por otra parte, Diego Larenas, profesional del Núcleo de Convivencia Escolar, Ciudadanía y Género del Centro de Estudios Saberes Docentes y quien estuvo a cargo de la coordinación del curso, indicó que “este tipo de iniciativas son muy valiosas para el Centro, ya que recogen el trabajo de diversos profesionales que se han desempeñado en espacios interculturales y ponen a disposición un conjunto de elementos que permiten desarrollar conversaciones relevantes para el Chile de hoy, donde el problema no es la migración, sino que la xenofobia. Analizar de manera crítica cómo se van construyendo e instalando ciertos discursos en nuestra sociedad y cómo podemos aportar desde nuestras prácticas pedagógicas, con el conocimiento y los saberes de profesores y profesoras que conocen sus contextos y a sus estudiantes, y contribuir así con espacios que valoren y promuevan la diversidad y la inclusión”.

En este proceso formativo se les entregaron herramientas a los y las participantes para trabajar la identidad con sus estudiantes y darse cuenta de la importancia de su rol en crear ambientes en donde se respete la diversidad de etnias y de culturas, a partir del propio análisis que pudieron hacer de su propia identidad, de cómo ellos mismos se ven y cómo esto puede hacer una diferencia en el trabajo con sus alumnos/as.

“Estamos en un proceso constituyente. Invitar a reflexionar sobre la democratización de las vidas de las niñas y niños, más allá del origen de sus familias y en este contexto de pandemia, ha sido uno de los aportes esperados. Encontramos la invitación a pensar sobre el potencial democrático de la escuela, cuando esta se entiende como un espacio de proximidad más que institución, desde el habitar, la mediación artística, la memoria intergeneracional y la identidad”, puntualizó el equipo LEM.

“El curso tiene mucha importancia ya que pienso que nos enfrentamos a aulas cada vez más diversas, que nos desafían a estar a la altura de las necesidades de nuestros estudiantes. Por otro lado, creo que el curso nos permitió vincularnos con la idea de conectarnos de manera emocional y significativa con los estudiantes, olvidando jerarquías y afianzando vínculos”, señaló Claudia Daza, docente del Centro Educacional Ernesto Yañez Rivera de la comuna de Huechuraba.

Proyecto Leamos el Mundo

El proyecto LEM (Leamos El Mundo) hace hincapié en el trabajo colaborativo entre pares de profesionales para luego llevar este trabajo hacia un espacio de colaboración entre niños y niñas. También releva la importancia del aprendizaje situado y es, desde estos ámbitos, que aportan al trabajo en el aula. La colaboración entre pares resulta fundamental para potenciar el aprendizaje y el considerar el contexto permite realizar actividades que potencien las capacidades de todos y todas.

"De forma más específica, trabajar los conceptos antes mencionados desde la interculturalidad, específicamente con niños y niñas haitianos permitió abordar la interculturalidad desde la mediación y sus posibilidades", destacan los y las profesionales del proyecto.

El equipo LEM, conformado por Ana María Moraga, Alexis Urzúa, Carmen González, Ruth Martínez, Esther Casseus y Falia Sanon, desde marzo 2020 es albergado por el Departamento de niñas y niños de la Organización de Capacitación y Ayuda a la Comunidad Haitiana (OCACH).

Últimas noticias

Compartir:
http://uchile.cl/ap177619
Copiar